Apocalipsis: La 2ª Guerra Mundial – Capítulo 3: Locura

París está ocupada, como casi todas las capitales europeas, menos Londres, que resiste los bombardeos y los submarinos alemanes. Churchill no quiere firmar la paz.

Preocupado por el rearme norteamericano, Hitler decide atacar a la Unión Soviética para completar su dominación de Europa antes de que pueda intervenir Estados Unidos. Ebrio de gloria, cree que puede derrotar a la Rusia de Stalin en tres meses.

Inesperadamente, y con la ayuda de las malas condiciones meteorológicas, los soviéticos se defienden heroicamente. Es el comienzo de una larga pesadilla para los soldados alemanes. Con el sorpresivo ataque de los japoneses en Pearl Harbor, la guerra se hace verdaderamente mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s